EL PROYECTO

LOS MÉTODOS EMPLEADOS POR SEO/BirdLife PARA ESTUDIAR LA MIGRACIÓN

El método tradicional, más eficaz y utilizado para el estudio de la migración de las aves ha sido la individualización mediante anillas metálicas. Este método, el mejor y más económico para la individualización de las aves a gran escala hasta ahora, ha permitido conocer muchos aspectos sobre la biología y la migración en diversas especies de aves. Sin embargo, esta técnica tiene un rendimiento muy limitado para el conocimiento de las áreas de invernada y rutas migratorias debido a la baja tasa de control de las aves en sus rutas migratorias y áreas de invernada.

En las últimas décadas se ha empezado a poner a disposición de científicos y técnicos de seguimiento de la fauna nuevas tecnologías de seguimiento remoto con resultados muy superiores al anillamiento y los transmisores terrestres tradicionales. Estas tecnologías están en continuo desarrollo y cada año van mejorando y apareciendo nuevas herramientas que ofrecen nuevas y mejores posibilidades. Sin embargo, estos métodos suelen y deben acompañarse siempre de las tradicionales anillas metálicas que individualizan a cada ejemplar marcado para toda su vida. Al contrario que los dispositivos que se van a utilizar cuyas baterías duran, como mucho, unos cinco años.

Las aves silvestres presentan algunos inconvenientes para utilizar los nuevos transmisores: son animales en muchos casos de muy poco peso, vuelan (necesitan una aerodinámica perfecta) y normalmente una vez liberadas son difíciles de recapturar. Ello implica unas limitaciones técnicas que hay que salvar y estos dispositivos han de ser pequeños, livianos (muchos pequeños pájaros pesan entre 5 y 25 gramos, y el peso que pueden llevar sin alterar su comportamiento normal ni incrementar su mortalidad es realmente muy bajo), con unas baterías que aseguren su funcionamiento y capaces de almacenar información o de enviarla de algún modo a otro lugar para que se pueda disponer de ella.